Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Responsive, una característica que debe tener todo diseño web para triunfar

La competencia es muy elevada en todos los sectores, sobre todo en Internet. Es por ello que se convierte en esencial el hecho de contar con una web que destaque por encima de las demás. Para lograrlo resulta imprescindible dotar al entorno virtual de una serie de características. 

Así lo indican los profesionales de Oh My Web, agencia especializada en diseño de páginas web en Murcia. Precisamente a la hora de dar forma a sus proyectos, estos expertos también ponen en práctica la directriz en la que nos centraremos hoy. 

Responsive, una característica que debe tener todo diseño web para triunfar

Visualización perfecta en todos los dispositivos 

En tiempos anteriores los usuarios solo utilizaban ordenadores para acceder a las páginas web. Independientemente de si eran portátiles o PC, las pulgadas acostumbraban a ser siempre las mismas: aproximadamente quince. 

Todo cambió con el surgimiento de los smartphones, así como de las tablets. A día de hoy existe un catálogo más amplio que nunca, lo cual es de agradecer por parte de los consumidores. Sin embargo, puede traducirse en incomodidades a la hora de entrar en determinadas webs. 

Nos referimos a aquellas que no están bien adaptadas a dispositivos móviles. Tarde o temprano puede derivar en una pérdida de visitas, ya que el porcentaje de rebote aumentará. Por ende, Google y el resto de buscadores le otorgarán menos relevancia al sitio web, adelantando la competencia a dicho negocio. 

Justamente lo contrario sucede en caso de invertir en un diseño responsive. Básicamente consiste en una interfaz que adapta sus tablas y otros elementos como los menús dependiendo de las dimensiones del panel. 

Es decir, no importa si se accede a la página con un móvil, una tablet o un ordenador. Automáticamente el sitio web detecta qué tamaño tiene la pantalla y, en consecuencia, sus elementos ocupan una mayor o menor cantidad de espacio. 

Gracias a este aspecto tan positivo, tanto aparatos tecnológicos antiguos como los más modernos muestran a la perfección el cien por cien de la página. Texto, logotipos y tantos otros contenidos visuales aparecen sin ningún tipo de contratiempo, factor que traslada a los usuarios un alto nivel de satisfacción al navegar. 

El diseño responsive no está reñido con las apariencias bonitas. Todo lo contrario: existen interfaces perfectamente adaptables que hacen gala de un estilo visual atractivo. Así pues, se atrae al cliente potencial de dos maneras distintas: facilitándole la labor de navegación y llamando su atención con un conjunto que le guste.